Cómo en cualquier sitcom que se precie, la parte más importante de una campaña de correo directo son sus personajes, es decir, la lista de correo. No se puede crear una oferta atractiva o diseñar una acción efectiva sin saber a quién se le está enviando un correo. Y si enviamos nuestros correos directos a la audiencia equivocada, corremos el riesgo de alienar a los prospectos, así como perder un tiempo y dinero muy valiosos para nosotros. O, cómo sucedería en las sitcoms, perder un share importante y que nos cancelaran la serie a mitad de temporada.

Si eres nuevo en esto del correo directo o deseas saber cómo mejorar tu selección de lista para futuras campañas, has venido al lugar correcto. Te animamos a seguir los siguientes para aprender cómo determinar tu audiencia, seleccionar una estrategia de correo y obtener la lista perfecta. También te proporcionaremos algunas preguntas que pueden ayudarte a elegir el proveedor de la lista correcta más adecuados ¡Empecemos con el primer capítulo!

01×01. Determinando el público objetivo

El primer paso de cualquier campaña de correo directo es determinar el público objetivo. Debemos saber a quién se le está enviando el correo antes de poder elegir una estrategia de correo u obtener una lista de correo directo. De hecho, determinar la audiencia es posiblemente el aspecto más importante del correo directo e influye en casi todas las decisiones que tomamos sobre nuestra campaña.

Una vez que sepamos a quién queremos llegar, podemos segmentar o filtrar la lista de correo según una variedad de selecciones. Las selecciones son criterios específicos que nos ayudan a reducir nuestra lista a grupos más concretos. Existen cinco formas principales de segmentar nuestra lista de correo.

  • Segmentación geográfica (específica de la ubicación) : se usa cuando intentas llegar a personas en un área específica.
  • Segmentación demográfica (estadísticas de personas) : se usa cuando se trata de dirigirnos a personas que utilizan datos demográficos específicos, como edad, género e ingresos.
  • Segmentación firmográfica (estadísticas empresariales) : se utiliza en el marketing de empresa a empresa. Los criterios pueden incluir el recuento de empleados, los ingresos, la industria y la cantidad de ubicaciones.
  • Segmentación psicográfica (aficiones y rasgos) : se utiliza cuando se combinan los datos demográficos de la audiencia con datos sobre valores personales, pasatiempos y rasgos de personalidad.
  • Segmentación de la etapa de ventas (estado del cliente) : se utiliza cuando los clientes entran en una etapa particular del ciclo de compra: prospectos, clientes únicos, clientes frecuentes, clientes pasados, etc.

En algunos casos, es posible que necesitemos utilizar varios métodos de segmentación al mismo tiempo. Por ejemplo, puede queremos enviar una campaña de correo directo a todas las personas dentro de un radio de 5 km de nuestro negocio que tengan entre 35 y 50 años de edad. En este caso, estaríamos combinando la segmentación geográfica y demográfica.

01×02. Eligiendo una estrategia de correo

El segundo paso para obtener una lista de correo directo es seleccionar una estrategia de correo. Los objetivos de una campaña y la complejidad de los métodos de segmentación que elijamos determinarán cómo hacer llegar estos correos.

Esta tabla muestra las relaciones entre los cinco tipos de segmentación y las dos estrategias de correo principales. Vamos a entrar en los detalles de cada estrategia de correo a continuación.

1.Correo de Saturación

Si tu empresa ofrece un producto o servicio que casi cualquiera puede usar, un correo de saturación es probablemente tu mejor opción. Las empresas orientadas al consumidor, como restaurantes, tiendas de comestibles y tiendas de automóviles, pueden beneficiarse de una estrategia de correo de saturación.

Si elige la saturación, tus piezas se enviarán a cada hogar a lo largo de una ruta de transportista. Los correos de saturación también te permiten realizar algunos objetivos. Por ejemplo, puedes eliminar direcciones comerciales, apartados de correos y algunas direcciones residenciales (como direcciones de entrega, direcciones temporales y apartamentos). También puedes usar los datos demográficos medios (como la edad, los ingresos y el número de niños) en cada ruta de transportista para realizar una mayor orientación dirigida.

En algunos casos, la saturación puede ofrecer mejores rendimientos que los correos dirigidos. Debido a que puedes ver datos demográficos medios para rutas de operadores, y también puedes llegar a una audiencia similar con un correo de saturación como lo haría con un destino específico. Es posible que tu orientación no sea tan refinada, pero ahorrarás dinero porque no tendrás que pagar por una lista dirigida más cara. Además, calificarás para tasas de franqueo de saturación más bajas.

2.Correo dirigido

A diferencia de los correos de saturación, una estrategia dirigida te permite segmentar tu lista en función de una variedad de selecciones. Uno de los usos más comunes de una estrategia dirigida es enviar correos electrónicos a tus clientes actuales ofreciendo recompensas de lealtad. Si deseas ser más específico con tu orientación, puedes combinar diferentes métodos de segmentación de audiencia para llegar a una audiencia más calificada. Por ejemplo, puedes combinar datos demográficos y psicográficos.

Dependiendo de cuánto haya segmentado tu lista, puedes terminar enviando correos a solo un nicho de personas que cumplen con unos criterios muy específicos que has seleccionado. La selección de objetivos te permite filtrar extensamente las listas según tus datos personales específicos, pero no abuses de este poder. Tu audiencia toma en serio su privacidad y probablemente no responda a una oferta que perciba como demasiado invasiva.

Si bien los correos dirigidos son más caros que los de saturación, generalmente vale la pena la inversión. Puedes crear una oferta más relevante adaptando tu mensaje para satisfacer las necesidades de tu cliente ideal. Y una mayor relevancia a menudo conduce a un mayor compromiso con tu envío y mejores tasas de respuesta.

01×03. Maneras de obtener una lista de correo

Una vez que hayas decidido tu audiencia y estrategia de correo, es hora de adquirir tu lista. Hay dos formas principales de hacer esto: usando tu propia lista o para alquilar o comprar una a una empresa especializada que te pueda garantizar el cumplimiento el nuevo RGPD.

1.Usando una lista propia

Tu lista propia es un buen lugar para comenzar si no sabes cómo obtener direcciones para el correo directo. Esta lista contiene los nombres de las personas con las que ya tienes una relación. Estas personas pueden ser clientes actuales, clientes anteriores o personas que han consultado acerca de tu producto o servicio. Son parte de tu público objetivo y probablemente responderán a tu oferta. Lo mejor de todo es que no tienes que alquilar o comprar una lista de correo cuando usa archivos internos, lo que te ahorra dinero.

Recuerda que debes mantenerla limpia y actualizada. Puedes contratar una empresa externa para hacer esto o pedirle a uno de tus empleados actuales que se responsabilice. El proceso de mantener tus listas libres de información incorrecta, nombres duplicados y otras imprecisiones se denomina higiene de datos.

Es importante mantener registros organizados de todas las personas que se ponen en contacto con tu marca para obtener información. Si tienes un archivo propio grande y deseas reducirlo, intenta aplicar algunos de los métodos de segmentación mencionados anteriormente para facilitar la navegación.

2.Comprando o alquilando una lista

Si no dispones de una lista propia o necesita una lista especializada para la prospección, deberás alquilar o comprar una. En la mayoría de los casos, alquilar una lista de correo es el camino a seguir. Una razón para esto es porque alquilar una lista es menos costoso que comprarla. También es un compromiso menor porque no tienes que mantener la lista. Si bien no serás el propietario de los nombres en las listas de correo alquiladas, serás propietario de los nombres de cualquier persona que responda a tu campaña.

Llegar a las personas adecuadas es crucial para el éxito de tu campaña de correo directo. Pero eso es más fácil decirlo que hacerlo. Esperamos que esta guía te haya ayudado a dividir lo que puede ser un proceso complicado en algunos pasos fáciles y prácticos.

Si alguna vez te encuentras estresado con tu lista, solo recuerda los tres pasos simples descritos anteriormente. Decide a quién intentas apuntar. Elije una estrategia de correo que complemente a tu público objetivo. Y obtén tu lista utilizando los datos propios o alquilando la lista de correo a un proveedor.

A medida que te sientas más cómodo con la selección de la lista, es posible que desees comenzar a probar diferentes listas de correo entre sí. Esto te ayudará a evaluar el rendimiento de tu lista y optimizar tu gasto en correo directo.

En Giromail desconocemos lo complicado que puede resultar realizar una sitcom de éxito, pero estamos seguros de cómo podemos ayudarte a confeccionar una lista de correo efectivo. Así que si quieres ver como tus acciones habituales comienzan a tornarse en acciones realmente efectivas, ponte en contacto con nosotros y haremos girar tu mundo.